meditacionmindfulnessyotros

Un modesto sitio sobre crecimiento personal y mejora de la percepción

Presentación

Hola:

Si has llegado hasta aquí puede ser porque estés buscando respuestas a ‘cosas que pasan’…a ‘cosas que nos pasan’…a ‘por qué me siento así’…o ‘por qué no puedo dejar de pensar o sentirme mal o a disgusto’.

Hoy día vivimos con prisas, con tantas ‘obligaciones’ que cada uno nos olvidamos de poder ‘recargarnos’ para seguir adelante. Y la única forma de ‘recargarse’ es ‘reconociéndonos nuestras necesidades individuales’.

Este sitio surge sin ninguna pretensión. Sin un objetivo específico de ‘enseñar nada’. Quizá más bien de ‘enseñarme’ a través de la escritura y reflexión que me permiten aclarar y estructurar los puntos claves de mi aprendizaje personal.

La tentación de escribir un blog para ‘ayudar a los que se siente mal’ puede ser una tentación…para algunos desde la profundidad amorosa del corazón…y para otros desde el ego (el yo inferior).

No tengo claro a qué categoría pertenecería, así que prefiero renunciar al concepto de ‘ayuda’ como único motor de mi acción, y más bien recurrir al de ‘expresarme’ y comunicar lo que aprendo, quizá, incluso, más para recordármelo y ordenar el conocimiento. Pero aunque me empeñe en no intentar ayudar me resulta imposible, porque gracias a otras personas que han pasado antes por mi vida -en directo o en diferido, a través de sus obras-, he podido aprender a meditar. Y he podido notar la diferencia entre el antes y el después. Aparte, como consecuencia de esta curiosidad -por necesidad vital-, he ido reuniendo cierta cantidad de material a lo largo de algún tiempo, y recabando algunas experiencias personales…éstas últimas con frecuencia desde la omisión cuando tocaba la acción o del ‘error’ directamente.

Quizá te sientas deprimido/a. Quizá te sientas triste o ansioso/a. Quizá tengas frecuentes enfados y/o arrebatos de ira, cólera y rabia. Y quizá ‘tengas motivos para ello’…o quizá no aunque estés convencida/o de lo contrario…nadie puede decirlo excepto tú.

Cuando interpretamos la realidad en modo 100% inconsciente, dependemos de nuestro subconsciente, que ha sido construido desde la infancia hasta el día de hoy. Cuando comenzamos a aprender a observar el inconsciente, nos damos cuenta, poco a poco, de los muchísimos hábitos de pensamiento y generación consiguiente de emociones que tenemos y que condicionan nuestro estado de ánimo y nuestra manera de relacionarnos, de ver el mundo.

Y sobre el miedo, la vergüenza y la culpa, ¿qué decir?…quizá no haya que explicar demasiado…si hemos estado atentos, nos habremos dado cuenta de que lo hemos sentido…y de sus consecuencias en nuestros sentimientos, nuestro cuerpo, nuestras acciones -en esos casos, generalmente más torpes de lo habitual-. Junto con el enfado, el miedo y sus primos-hermanos nos hacen la pascua diariamente, y dejándonos condicionar por ellos, nos limitamos a nosotros mismos.

Lo que aparecerá aquí no lo se…me lo irán dictando mis propias necesidades de expresión -o de la índole que sea-, pero es posible que además de servirme para reforzar el aprendizaje, le sirva a alguien más para continuar el suyo.

Aprendizaje…¿sobre qué?: sobre tí mismo. Sobre tus condicionamientos, tus sentimientos, sensaciones, tus voliciones, y tus expectativas hacia tí mismo y hacia los demás. En definitiva…sobre la vida y su misterio.

Sobra decir que ni me considero maestro, ni orientador, ni nada. Intento trabajarme mis arrebatos de ira, mi tendencia al enjuiciamiento propio y ajeno, mis sentimientos de culpabilidad y vergüenza y mi miedo con el objetivo de disminuir mi grado de ignorancia e ir, paulatinamente, disminuyendo mis reacciones automáticas, generalmente iniciadas desde el inconsciente y sustentadas por creencias profundamente arraigadas de las que seguramente no conozco ni la mitad.

Con cierta frecuencia compartiré algunos contenidos que me han resultado útiles, puede ser que realice alguna reflexión, o que simplemente, en otros casos, los indique o sugiera que a alguien más puede gustarle consultarlo. No esperéis mucho…o mejor no espereis algo… y no os defraudaréis.

Siempre he sido de la opinión convencida de que ha habido y hay muchas personas que saben de cosas que a mí me resultaban totalmente desconocidas…algunas las he aprendido ya ‘talludito’ y ni las imaginaba…y algunas de estas cosas aprendidas me ayudan a pasar más rápidamente ‘el bajón’, o la ‘ofuscación’. Algunas de estas personas han escrito libros, han desarrollado técnicas que han practicado con intensidad y denuedo y les ha ido bien…en el sentido de que han acabado sintiéndose en cierto estado de paz. A ellas les doy las gracias aunque no las conozca en persona. A las que he conocido ya se las he dado.

Doy las gracias a todas las personas que hacen posible este tinglado del WordPress. Para mí es casi cosa mágica de la que entiendo muy poco. Gracias por intentar hacerlo sencillo y gratis. No obstante, dicen que podrán poner anuncios porque esta es la versión gratuita. Aviso al posible lector por si encuentra anuncios que no tienen nada que ver con el tema. Espero que no impidan o dificulten la lectura de las referencias.

Solo me resta esperar y enviar un saludo y mi agradecimiento si alguien leyó algo.

Un saludo

Anuncios